Separan los productos y los protegen dentro de las cajas para evitar que se deterioren entre sí. Una de las aplicaciones más comunes es en el empaque para botellas, donde se evita el roce con el fin de no deteriorar las etiquetas.

divisoras